Chanclas con calcetines, la tendencia que nunca pensaste que llevarías

Posted on

Quizá en algún momento hayas acudido a una fiesta de disfraces vestido de “guiri”. Si es así, seguro que clavaste el outfit con todos los estereotipos juntos: bermudas con bolsillos, camisa de flores y manga corta tipo hawaiana, gorro de pescador… y sandalias con calcetines. Este look que escogiste como disfraz se puede decir que sería lo que un hombre a la última llevaría en la actualidad. Parece mentira, ¿verdad?

Quitando la camisa de flores, de la que ya hablaremos en otro momento porque quizá nos hemos pasado, una vez más, de retorcer la tendencia hasta descontextualizarla en exceso —se ha convertido en uniforme oficial de festivales de música este verano—, el bucket hay, la ropa de estética montañera y, sobre todo, las sandalias con calcetines bien podrían ser detalles que formen parte de los looks de la semana en los digitales de moda. Son propios de pasarela. Sí, también las chanclas con calcetines, esa combinación que dejó de ser hortera —en el ámbito de la moda, no a pie de calle— para ser tendencia. Así lo demostraron en sus colecciones esta temporada cálida firmas del nivel de Dior Men —ha lanzado incluso colaboración Kim Jones, director creativo, de la mano con Birkenstock— , JW Anderson o Tod’s, entre otras.

Look de sandalias con calcetines – Instagram @oliver_chesire

Hay varias claves que explican el auge de esta dupla otrora denostada. Por un lado, el gusto reciente de la industria, en la última década aproximadamente, por profundidad en lo kitsch, con especial atención a lo ‘ugly’. Ahí están las deportivas tipo chunky como ejemplo. ¿Si has presumido de ellas por qué no hacerlo de tus sandalias con calcetines? Por otro lado, el confinamiento terminó de dar la vuelta a la tortilla de las necesidades estéticas de la población: esa tendencia creciente en este siglo de priorizar el confort por encima del estilo (de aquello considerado culturalmente bonito, que no tiene por qué serlo) se convirtió en realidad durante nuestro encierro, donde entendimos cuánta verdad guardaba ese refrán popular que dice “ande yo caliente, ríase allá gente”. Pues esto mismo, extrapolado al calzado: las sandalias con calcetines son cómodas, es una realidad.

De hecho, los podólogos ya alertaban hace años de que era un acierto llevarlas así, con calcetines de algodón, tanto en invierno como en verano. Prueba de ello es esta entrevista a Juan Manuel Báez, presidente del colegio oficial de podólogos del País Vasco, publicada en el Diario Vasco en el año 2007 con motivo de la celebración en Bilbao del congreso nacional de podología en Bilbao. Los calcetines permiten a la piel no entrar en contacto directo con la piel, goma o plástico de la sandalia, y esto hace que sude menos, huela mejor, se previenen lesiones cutáneas tipo rozaduras y también se seca menos la piel. Es así. Otra cosa es que a cambio no lleves los pies tan “frescos”. Desde luego, en un verano como el nuestro hay debate al respecto, pero allá donde el clima en estos meses se parece más a nuestro “entretiempo” tiene mucho más sentido del que creías, una vez visto así, apostar por sandalias con calcetines, ¿no crees?

No todo vale

Dicho esto, no todo vale para llevar chanclas con calcetines. Es más, el concepto “chanclas” es mejor que no lo utilicemos. Deberíamos sustituirlo siempre por sandalias, que no son lo mismo por mucho que a menudo se usen como sinónimos.

Una sandalia puede estar fabricada en distintos materiales, no solo en cuero, y su suela puede ser más o menos gruesa peroen ningún caso están diseñadas para ir a la playa o a la piscina. Eso sí ocurre con las chanclas. Es cierto que los deportistas suelen aparecer en zonas mixtas de prenda después de competir con chanclas de pala y calcetines porque son muy cómodas pero lo hacen porque necesitan recuperar y priorizar exclusivamente a su físico. No les imites para ir por la calle, incluso aunque hayas visto a David Beckham una y otra vez insistir en ello con el clásico modelo Adidas de pala. En esto, querido David, no te vamos a poner como ejemplo.

Cangrejeras con calcetines, ¿por qué no? – Instagram @albertortizrey

Y si la sandalia no puede ser cualquiera por motivos estéticos y prácticos (solo pueden ser de pala o tipo cangrejeras salvo que tu objetivo sea el de ir como una gheisa por la calle), tampoco los calcetines tienen barra libre. Olvida los diseños estampados o muy cortos. Sé conservador, que la combinación ya es lo suficientemente arriesgada como para añadirle más curvas al asunto. Diseños lisos, de algodón (o lana si ya es otoño), y que estén impolutos. Nada de manchas que no se quitan o partes desgastadas en la zona de los dedos y los talones.

Y, para acompañar tu look con chanclas y calcetines, un último consejo: olvídate de siluetas ajustadas y apuesta por pantalones relajados, holgados y de cortes rectos. Pueden ser bermudas, por supuesto, aunque a muchos nos guste más el resultado final con pantalón largo, de ahí que sea a final de verano y principios del otoño, cuando ya no hace tanto calor, cuando más nos guste llevar nuestras sandalias con calcetines.

Ver los comentarios

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.