Jácome agota la legislatura ante la segunda fallida moción de censura en el Concello de Orense

Posted on

La ciudad de Orense avanza ya hacia el final de la legislatura, sin precedentes, con Gonzalo Pérez Jácome, al frente de la alcaldía en la tercera ciudad de Galicia, después de hasta dos intentos fallidos de moción de censura, que se antojaba inviable, pues supondría un acuerdo entre las dos fuerzas políticas, el Partido Popular y el PSOE.

El último capítulo vivido en la ciudad; una moción de censura, planteada por el portavoz socialista, Rafael Rodríguez Villarino, y que se topó con el rechazo de los propios dirigentes del PSOE a nivel gallego y local. En dicha propuesta, el portavoz socialista en Orense volvió a dirigirse al partido conservador para explorar un posible acuerdo con el PP que permitiese desalojar al populista Jácome, que gobierna la ciudad de forma precaria: solo tiene cuatro de los veintisiete concejales que conforman la corporación. Esta propuesta fue desligitimada no sólo por su exsocio de gobierno, el PP sino, también de numerosos cargos de su propio partido, que ya piensa en cuál va a ser papel a menos de un año de las municipales.

Durante las recientes negociaciones, Manuel Cabezas, próximo candidato del PP a la alcaldía, designó como interlocutor a Jorge Pumar, su número dos. Las directrices pasaban por escuchar la propuesta del PSOE, una moción de censura, sustentada en un gobierno «de concentración» entre las dos principales fuerzas políticas, y que habría supuesto un pacto inédito en Galicia.

Horas después, la ejecutiva local emitía un comunicado en el que desautorizaba las negociaciones asegurando que el partido «no mantuvo ningún tipo de contacto ni participó en ningún tipo de reunión con la nueva dirección local del PP». Desde la ejecutiva, presidida por Natalia González, insistían en que el PSOE tiene «unas normas internas y resoluciones de sus órganos que deben ser respetados siempre» y por tanto, «cualquier reunión que se produzca a título individual en este sentido no tiene el aval de la dirección local del partido».

A un año de que se celebren las municipales, la división en las filas socialistas vuelve a hacerse evidente. Con la agrupación local dividida en dos sectores: por un lado los partidarios de Villarino y por otro los de Natalia González, secretaria local, concejala que aspira a encabezar las listas socialistas el próximo mes de mayo, la moción ha sido descartada por los órganos del partido.

No es el único intento realizado desde el PSOE para impulsar una moción de censura en la tercera ciudad de Galicia a fin de apartar a Gonzalo Pérez Jácome del Ayuntamiento. Ya en noviembre de 2020, el PSOE planteó una primera moción de censura dos meses después de la salida del grupo popular del gobierno municipal, a raíz de la denuncia interpuesta por cuatro de los siete ediles de Jácome por supuestas irregularidades en la financiación de fondos municipales, de Democracia Ourensana. Entonces, el portavoz de Ciudadanos, José Araújo, se erigió como mediador político en las reuniones mantenidas por los portavoces municipales y puso sobre la mesa una propuesta para desbloquear las negociaciones que pasaba por una moción de censura contra el regidor orensano. Entre los planteamientos, el edil de la formación naranja llegó a plantear un «gobierno de concentración» formado por el PSOE, el PP y la formación naranja, que no prosperó.

El expopular, Jesús Vázquez, se mostró abierto al diálogo y a suscribir una coalición estable con el PSOE, pero con condiciones —dadas a conocer por Flora Moure— que se antojaron inviables: que el futuro gobierno no estuviera encabezado por Villarino, pese a haber sido el líder de la candidatura ganadora en las pasadas municipales, lo que elevó la crispación entre estos partidos. La moción presentada ante notario no contó con la firma de ningún concejal popular, tal y como confirmaría el portavoz socialista.

Ajeno a todos estos movimientos, Jácome se muestra mientras tanto «tranquilo» ante la eventual moción de censura en su contra. «Me criticó a mí por haber pactado y ahora está implorando y poniéndose de rodillas. Si lo nuestro era el pacto de la vergüenza, lo suyo es el pacto de la súplica porque se arrodilla para que pacten. Qué vergüenza y qué triste», sostenía recientemente el alcalde.

Por el momento, los dos partidos mayoritarios se reparten culpas mutuas por el hecho de que Jácome continúe en la alcaldía. El PSdeG cree que el movimiento del PP responde a un intento de «blanquear su imagen» después de tres años de mandato en los que los populares han entrado y salido dos veces del gobierno, primero por sospechas de corrupción y luego expulsados por el alcalde, molesto por el regreso de Cabezas.

Fuentes socialistas consultadas creen que este movimiento responde a «una jugada del PP no para dar salida a la ciudad sino para transformar su relato» alimentando «una división» en las filas socialistas además de recordar que cualquier propuesta de moción debe contar con el respaldo de la dirección gallega. «El PP pensaba que puede ganar así el relato y eximirse de culpas», esgrimen los socialistas, que insisten que fueron los populares quienes auparon a Jácome al gobierno de la tercera ciudad de Galicia. Desde el partido, quieren así zanjar el debate político sobre una eventual moción y centrarse en los meses que quedan de legislatura con la vista puesta en las municipales.

Mientras tanto, el PP responsabiliza a los socialistas de mantener a Jácome al frente del ayuntamiento «por la división interna que sufre el PSOE». Desde el PP, consideran que esta decisión «deja en evidencia cómo los socialistas anteponen los intereses partidistas y electoralistas por encima de Orense», en palabras del secretario general del PP en la ciudad, Jorge Pumar.

«La guerra interna por liderar la candidatura a la Alcaldía en 2023 y las ambiciones personales están carcomiendo al PSOE y han frustrado unas conversaciones propuestas por el propio Partido Socialista», recoge el secretario general del PP de Orense.

También el presidente provincial del PP, Manuel Baltar, criticó la postura exhibida por los socialistas y que para el popular evidencia que el PSOE es «una contradicción en sí mismo» al mostrar «la peor imagen en política», coincidiendo con la llegada de Cabezas al PP. Para Baltar, la decisión del PSOE deja al «descubierto las vergüenzas de un partido que nunca es claro y que a meses de unas elecciones queda en una situación paupérrima».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.