Oro de Miguel Ángel López y plata de Raquel González en otro día grande de la marcha española

Posted on

La marcha española, caladero habitual de medallas del atletismo español, vuelve a sonreír en el Europeo después de la mala sensación dejada en el pasado Mundial. Miguel Ángel López se proclamó campeón en los 35 kilómetros después de una carrera apabullante en la que aventajó en más de dos minutos al segundo, una exhibición de altura que recuperó la mejor versión de uno de los grandes marchadores de la historia. Poco más tarde, Raquel González completaba la fantástica jornada con una sensacional plata en la prueba femenina. En apenas día y medio de Europeo España ya suma cuatro medallas. Un inicio más que ilusionante.

Múnich estrenó un formato novedoso, con chicos y chicas entremezclados en la línea de salida. Los mandamases del atletismo no saben muy bien qué hacer con la distancia larga de la marcha, y mientras tanto van probando experimentos.

Miguel Ángel López expuso sus intenciones bien temprano. Al paso por el kilómetro 5 elevó el ritmo en lo que se intuyó como un ataque demoledor al que solo respondió el sueco Perseus Karlstrom, doble medallista de bronce en el pasado Mundial de Oregón. Por la cabeza de López comenzaron a sucederse las imágenes de éxitos pasados. Aquel oro europeo en 20 kilómetros en un ya lejano 2014. O también el oro mundial de Pekín 2015. El murciano es uno de esos atletas al que el cambio de los 50 kilómetros a los 35 le ha sentado bien. Este mismo año ya ha batido el récord de España en dos ocasiones, la última en Oregón, donde acabó décimo, y a los 34 años está sabiendo aprovechar al máximo toda su experiencia. Campeón ocho años después, cuando su carrera parecía ya colmada.

López rompió la carrera tan pronto que le llegó a quitar emoción. Al paso por el kilómetro 10 ya le sacaba 17 segundos a su más inmediato perseguidor. Por el 15 eran ya 50 segundos de ventaja. El grupo que habría de luchar por el bronce, donde aún resistían Manuel Bermúdez y Marc Tur, quedaba a más de dos minutos.

«El atletismo es caprichoso, a veces llegas en una forma magnifica y ni te acercas. En cambio, otras veces las circunstancias se ponen a tu favor», explicaba el murciano a ABC poco antes del Mundial. En Múnich, todas esas circunstancias se conjuraron a su favor. López seguía devorando kilómetros a un ritmo endiablado, la mirada fija en la carretera tras unas prominentes gafas polarizadas. Por detrás, Karlstrom, el único intrépido que salio tras él, reventaba poco después del kilómetro 20, con la rodilla magullada y un amago de náusea. La lucha por las dos medallas restantes empezaba a decidirse por eliminación, porque el francés Aurilien Quinion se veía obligado a pasar por el pit lane y quedaba fuera de combate. Aunque con problemas físicos, Bermúdez resistía en ese pequeño grupo junto al italiano Matteo Giupponi y el alemán Christopher Linke,. En cambio, Tur también resultaba descalificado. Linke ganó esa batalla, mientras que Bermúdez se alternó con Giupponi en la tercera plaza, que acabó llevándose el italiano. El de Cieza se conformó con la medalla de chocolate.

Mientras, López saboreaba en los últimos kilómetros todo el esfuerzo. El de Llano de Brujas no relajó sus tiempos ni en ese tramo final, salvo para abrazarse con su entrenador, José Antonio Carrillo, en el último avituallamiento y coger la bandera española, para acabar cruzando la meta en 2:26:49, con cerca de tres minutos sobre su inmediato perseguidor. Una barbaridad.

González, siempre en la pomada

 

También se definieron pronto las posiciones de honor en la categoría femenina. En este caso el ataque lo provocó la húngara Viktoria Madarasz, cuyo estirón solo pudo ser respondido por la griega Antigoni Ntrismpioti y por Raquel González, cuarta y quinta clasificadas en Eugene. Ambas mantuvieron una distancia prudencial sobre la líder sin dejar que se escapase, conscientes de tener mucho más en las piernas para jugarse entre ellas dos el título. Hasta se las vio dialogar en distintos momentos.

Fue la griega quien se decidió a dar caza a la húngara pasado el kilómetro 18 y empezar una nueva carrera. Madarasz apenas resistió una recta más antes de ceder y dejar que el título se lo jugasen las dos favoritas. González, sería también tras unas gafas más estilosas, el moño perfectamente arreglado, no dejaba ver sus emociones, aunque por dentro sufría. Cinco kilómetros después empezaba a ceder ante la griega, que aún se permitía sonreír a la cámara y dedicarle unas palabras. Las circunstancias.

González, a quien aún le quedaban diez kilómetros de agonía, supo agarrarse al asfalto para aguantar la segunda posición. La catalana, de 32 años, conquistaba al fin su primera medalla en un gran campeonato internacional.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.