Sonorama celebra un 25 cumpleaños batiendo récord de asistencia

Posted on

Los móviles son un indicador de lo popular que es la canción que está sonando en un concierto. Emergen del fondo de los bolsillos, todos a la vez, como un banco de peces que cruza el océano a toda velocidad y vuelven a sumergirse pasado el primer estribillo. Sonorama Ribera estuvo repleto de su particular cardumen en una ambiciosa edición que, en su 25 cumpleaños, decidió aunar a una gama dispar de artistas nacionales y extranjeros, con alguna que otra sorpresa de por medio. Lejos quedó, por fin, la versión reducida que montaron el año pasado para enfrentarse a una pandemia que se resistía a abandonar la vida cotidiana.

La Plaza del Trigo volvió a rugir tras dos años en silencio. El centro abigarrado de Aranda de Duero (Burgos) recibió a miles de personas que, enfundadas en el habitual uniforme compuesto por pistolas de agua y camisas hawaianas, corearon las canciones de quienes pueden llegar a ser las nuevas voces del pop nacional. El pequeño escenario recibió durante cuatro días las vistas de Jack Bisonte, Chica Sobresalto, Ginebras -que ya cuentan con una fama bastante sólida- o Arde Bogotá, quienes se postulan fuerte para subirse a uno de los escenarios principales al año que viene.

Es tradición que, tras los nuevos, toquen los viejos conocidos, como La Habitación Roja, un Xoel López emocionado -que aprovechó para confirmar su asistencia en la edición de 2023- o Izal, que no podían despedirse del Sonorama sin volver a pisar el lugar donde empezó todo hace casi una década.

Las tardes estuvieron marcadas por las altas temperaturas, que no amilanaron a un público de lo más heterogéneo, casi tan ecléctico como los artistas que se reunieron en el polígono industrial de Aranda del 11 al 14 de agosto.

El jueves, Los Secretos y Celtas cortos abrieron el apetito de la audiencia para lanzarla a los brazos de Triángulo de Amor Bizarro, que dio paso a unos Future Island en estado de gracia. La banda de synth pop estadounidense se ganó una ovación y los vítores del público con un concierto que se parecía más a un espectáculo de baile de estilo libre protagonizado por un vocalista convertido en showman inagotable.

Los puntos fuertes de la jornada vinieron de la mano de una mayorcísma pero elegante Jeannette, que dio un concierto con entereza y alegría a pesar de haber perdido a su pareja apenas unos días antes.

Una edición política

Rozalén, verbenera como siempre, aprovechó su actuación para lanzar sus consignas políticas y posicionarse a favor de la visibilización de los problemas de salud mental, que acarrean una importante ola de suicidios, sobre todo entre los más jóvenes. Una demanda que también hizo suya Vega durante su concierto del viernes. Porque la edición postpandémica de Sonorama Ribera tuvo un fuerte marcaje político desde los escenarios principales.

La sanidad y la salud fueron, quizá, lo más defendido desde el estrado. Desde la cantante albaceteña hasta Izal, quienes, después de que un Leiva en estado de gracia interpretara el concierto sorpresa del viernes, dedicaron ‘La mujer de verde’ a todas las personas que pueblan los pasillos de los hospitales públicos.

El incidente del Medusa Sunbeach Festival (Valencia) provocó que la organización retrasase el comienzo de la jornada del sábado una hora, por temor a las condiciones meteorológicas adversas. En este contexto, Tu Otra Bonita dedicó una de sus canciones al joven fallecido durante la fiesta valenciana y criticó las condiciones precarias y la falta de seguridad de los trabajadores en el sector.

La plaza del Trigo, en el centro de Aranda de Duero, a rebosar durante esta 25 edición del Sonorama RODRIGO MENA

Amaia fue uno de los grandes conciertos de la noche, que -tras Kodaline y La M.O.D.A- dio paso a un espectacular montaje teatral, musical y cinematográfico por parte del equipo de C. Tangana. Una propuesta de lo más ambiciosa que, ante 35.000 personas, protagonizó el mayor despliegue técnico en la historia de Sonorama Ribera.

El domingo, Fuel Fandango dio un chute de energía al público con su fusión entre flamenco y electrónica. Loquillo, por su parte, a pesar de conseguir amontonar una concurrencia nada desdeñable a los pies de su escenario apenas tuvo una breve interacción con la audiencia. La vieja gloria del rock and roll en español llegó, tocó y se marchó.

Dorian recordó a Samuel, el joven de 24 años asesinado en a Coruña por homosexual y dedicó su concierto a todas las personas que tratan de vivir su identidad en paz, mientras que la Casa Azul optó por subir la moral de una audiciencia fatigada pero con ganas de entregarse a la música disco.

Rayden fue el encargado de poner el broche final a la edición más larga del festival -5 días- y que consiguió congregar a unas 130.000 personas con un cartel repleto de artistas de todo color y pelaje. Lo tuvo difícil, por las horas y la tralla de las jornadas anteriores, pero el rapero supo cómo conectar con una audiencia que, derrengada, le regaló sus últimas gotas de energía. O que, al menos, lo intentó. Un joven, agotado, sentado en el suelo, levantaba un cartel luminoso pidiendo clemencia a sus amigos. «Me quiero ir a casa», rezaba el letrero que lo único que consiguió fue levantar alguna risa divertida.

Poco a poco, el polígono industrial de Aranda de Duero se fue vaciando hasta quedar de nuevo en su silencio habitual. Hasta el año que viene, claro.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.